• Andrea Nadir Orazi

Magia planetaria, el planeta mercurio

Aggiornato il: 4 giu 2020

Alegoría de la velocidad y el intelecto, símbolos alquímicos del movimiento eterno y de la fuerza del aire, que impregna el éter del universo. Este trabajo es parte de la serie "Espíritus planetarios", una alegoría del planeta Mercurio.

El bastón fue pensado como una llave Tau, que es un símbolo ampliamente utilizado en el antiguo Egipto, también asociado con el dios griego Hermes y al romano Mercurio. Al observar el bastón en su totalidad, veremos que el glifo astronómico del planeta Mercurio, la parte superior donde se encuentran las dos cabezas de serpientes, está inspirado en una antigua joya que se encuentra en Roma, que pertenece al templo de Mercurio.

Dentro del círculo veremos una estrella de 8 puntas formada por dos cuadrados, este es el número de la esfera de este cuerpo celeste según el árbol de la vida cabalística, que representa a Hod, la octava esfera. Entre las dos serpientes en la parte superior crea una perla de color marfil, esta es una clara referencia a la torre de marfil del conocimiento eterno, de la que encontramos rastros en los libros de los muertos egipcios: la torre de Thot, Dios egipcio de la magia, del conocimiento y de escritura se conecta así de forma sincrética con Hermes, para los antiguos griegos y Mercurio para los romanos.

El glifo en el centro del círculo es el que, en Alquimia, se define como el Mercurio Lunar, que es la perfección entre las emociones y la mente, que se puede alcanzar solo después de pasar por el primer estado mental, el Mercurio solar más externo.

En los lados del brazo horizontal de la cruz Tau, podemos ver los símbolos de las constelaciones Virgo y Géminis, domicilios diurno y nocturno de este planeta, de acuerdo con el conocimiento esotérico occidental; Los símbolos en la parte inferior son la representación cabalística del genio planetario y del espíritu viviente del planeta.

Representan el concepto más abstracto de Mercurio, su cuerpo astral, según la tradición esotérica europea más conocida con el nombre de Magia Olímpica. Los colores brillantes representan lo que en alquimia se llama plata brillante, que es el mercurio como metal vivo, líquido e iridiscente, pero tan peligroso que puede llevar rápidamente a la muerte.

Conclusiones personales:

La creación de este cuadro me permitió profundizar mis estudios, no solo, sino que también profundicé mi trabajo de práctica esotérica, que he ido realizando durante mis estudios preparatorios, para llegar a un trabajo satisfactorio desde un punto de vista estético y espiritual.

Seguramente mi estudio sobre la magia olímpica acaba de comenzar y será el trabajo de toda una vida, me ha permitido al mismo tiempo acceder a nuevas alegorías, que han captado mi atención e inspirado muchos de mis trabajos más recientes.

Después de 5 años de trabajo sobre este tema, puedo decir que no estoy ni siquiera a mitad del mismo, y que a cada paso de esta experiencia, mi curiosidad crece.

Obra, técnica mixta Óleo y acrílico sobre lienzo circular, diámetro de 30 cm.

Disponible.

Andrea Nadir Orazi

Traducción de Xoán C. Laxe


11 visualizzazioni0 commenti

Post recenti

Mostra tutti